Tillerson: Rusia debe decidir entre Assad y Estados Unidos

Ataque de EEUU una violación a los derechos internacionales

Gobierno cubano emite 'enérgica condena' a ataque de EEUU contra base en Siria

La primera respuesta del Kremlin ha sido que no está previsto, de momento, un encuentro de Tillerson con Vladímir Putin, algo que incluso el embajador estadounidense en Moscú, John Teft, daba prácticamente por descontado antes del ataque estadounidense a Siria.

Sostuvo en un comunicado que May y Merkel expresaron su apoyo a las acciones de Estados Unidos y concordaron con Trump en la importancia de que Assad responda por sus actos.

En marzo de 2011 comenzó en Siria una protesta a nivel nacional contra el régimen autoritario del presidente Bashar al-Assad.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha afirmado este lunes que su país no permitirá que los crímenes contra inocentes queden impunes y que actuará allá donde se perpetren.

Minutos más tarde, el ministerio de Defensa ruso acusó a los rebeldes sirios de introducir "sustancias tóxicas" en las regiones de Jan Sheijun y de la Guta oriental, cerca de Damasco, para involucrar al régimen y provocar una reacción de Estados Unidos.

Derrumbe en obra deja 5 muertos en CDMX
La falla se debió a un proceso constructivo, al colapsar unas trabes y una losa. Nueve personas ya fueron rescatadas y trasladadas a distintos hospitales.

Tillerson reiteró ayer en Italia que Rusia "ha fracasado en su compromiso con la comunidad internacional", puesto que "era el garante de la destrucción de arsenales de armas químicas de Siria y el resultado de su fracaso ha llevado a la muerte a más niños y personas inocentes". "No creo que los rusos quieran empeorar las relaciones con Estados Unidos, pero va a haber una larga discusión y se necesitará mucho diálogo para aclarar la relación que Rusia pretende mantener con EE.UU.".

Que el secretario de Estado se presente en Moscú con estos prolegómenos resulta significativo, aunque no faltan observadores que recelan y observan el cambio de tono de Washington y el propio ataque a Siria como una cortina de humo que distrae de las acusaciones al equipo de Trump de sus vínculos con autoridades rusas que están siendo investigados por el FBI.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países del G7 coincidieron en que no hay solución alguna para Siria mientras el presidente Bashar al Assad se mantenga en el poder, declaró el jefe de la diplomacia francesa Jean-Marc Ayrault en Lucca, Italia.

Las palabras de Tillerson llegan después que el presidente sirio, Bachar al Asad, bombardeara con armas químicas a la población civil y el presidente de EEUU, Donald Trump, reaccionara atacando con 59 misiles Tomahawk la base militar Shayrat del Ejército sirio, donde la inteligencia de EEUU considera que Al Asad contenía un arsenal de armas químicas.

Latest News