Trump sugiere acabar con las conferencias de prensa

Vladimir Putin

Vladimir Putin

Donald Trump rompe con todos los códigos de la política.

La mañana de este viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le envió una advertencia al ahora ex director del FBI, James Comey.

"¡La Prensa Falsa hace horas extra hoy!"

En la red social, el presidente Trump también arremetió en contra de los demócratas y los señaló por 'fabricar' la historia de la colusión del equipo republicano de campaña con Rusia, como una excusa por haber perdido las elecciones.

"Como presidente tan activo que soy, y con tantas cosas como están pasando, es muy difícil que mis subordinados comparezcan en el podio de prensa con perfecta exactitud. ¿Sería quizás mejor que canceláramos todos los futuros 'briefings' de prensa y entregáramos respuestas escritas, por aquello de la exactitud?", escribió Trump en su cuenta de Twitter, según rescata La Razón.

Rusia califica de disparate supuesta entrega de datos de inteligencia
Las revelaciones se producen además poco antes de que Trump viaje la semana que viene a Israel en el marco de su primer viaje al extranjero como presidente.

James Comey, director del FBI, realizaba una visita a la ciudad de Los Ángels este martes cuando, a través de la televisión, se enteró de su despido.

Trump ha defendido su decisión de despedir a Comey y precisó que lo iba a hacer "independientemente de la recomendación" que recibió de su fiscal general, Jeff Sessions, y del subfiscal general, Rod Rosenstein.

Trump destituyó a Comey el martes y dijo luego que "no hacía un buen trabajo". Según indican trascendidos, este último le habría dicho a Trump que Comey no había llevado de manera correcta la investigación de los correos de Hillary Clinton. "Lo iba a despedir con independencia de la recomendación", aseguró.

Según funcionarios gubernamentales, Rosenstein había amenazado con renunciar después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido de Comey, y pidió a la Casa Blanca que se corrija, mientras que Trump rechazó la versión oficial de la mala gestión del caso de Clinton y reiteró que la investigación de Rusia, que Comey lideraba, debería dejarse de lado.

El presidente estadounidense reconoció ayer jueves en una entrevista en exclusiva con la cadena local NBC News que, cuando estaba sopesando prescindir de los servicios del director del Buró Federal de Investigación (FBI, en inglés), se acordó de una conversación suya con el destituido sobre la investigación por el FBI de la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales del año pasado.

Latest News