Delcy Rodríguez deja la Cancillería venezolana

La canciller de Venezuela Delcy Rodríguez. EFE

La canciller de Venezuela Delcy Rodríguez. EFE

Canadá respaldó el pronunciamiento de Perú al subrayar que el llamado a una Constituyente por parte de Maduro "degrada" los valores democráticos del país.

Además, hizo hincapié en que "el principio de no intervención no se puede usar para justificar la inacción" de los países de la OEA ante la crisis venezolana.

El canciller mexicano Luis Videgaray, anfitrión del encuentro en el balneario de Cancún, no descartó esta posibilidad.

Aún no hay una propuesta final de texto, pero podría ser igual o similar al que se votó el lunes sin éxito, rebajado quizás para lograr apoyos de naciones para las que demandas como el cese de la Asamblea Nacional Constituyente o la liberación de los políticos presos son inasumibles.

"Así que, aunque el tono sea alto, medio o bajo, desconocemos cualquier resolución y el mecanismo tramposo que se ha seguido hasta llegar aquí", ha añadido la nueva estrella mediática y diplomática del chavismo, quien advirtió que otros países también estudian seguir su ejemplo y abandonar la OEA ante "el cariz que está tomando", ha asegurado sin querer citarlos.

De haberse planteado en la Asamblea General en el resolutivo de derechos humanos, hubieran bastado 18 votos pues las decisiones se toman por mayoría simple pero tampoco hubo consenso.

En la guerra de discursos también estuvieron involucrados Perú y Honduras, que exigieron a Rodríguez explicar cómo el gobierno de Maduro se iba a comprometer de manera legítima a buscar una solución a la crisis.

Activistas y periodistas denuncian a gobierno mexicano por espionaje
Hasta el momento es la única declaración formal por parte del Estado respecto a la publicación de esta mañana por parte de NYT . Los casos de espionaje ciudadano no son novedad en México .

La Constituyente ha sido rechazada por la fiscal general, Luisa Ortega, y la oposición, que la considera un fraude.

Y retó al subsecretario de Estado de Estados Unidos, John J. Sullivan, a que su país invada a Venezuela para imponer las resoluciones de la OEA, después de que éste hizo un llamado a los países miembros a adoptar una resolución "por modesta que sea".

Venezuela participa en su última Asamblea General de la OEA pues en abril anunció su retiro del grupo, que se concretará en dos años.

Maduro adelantó que su Gobierno no reconocerá ninguna resolución que surja de la OEA, que esta semana celebró su Asamblea General en Cancún (México) y pretendió sin éxito aprobar una declaración sobre la crisis en Venezuela.

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, pidió acordar una "hoja de ruta" de "diálogo" en Venezuela con el Gobierno de ese país en alianzas regionales como Celac y Unasur porque en la OEA "no va a haber acuerdo". Si esta Asamblea fuera un periódico, Venezuela ocuparía la portada y la intensa lluvia -alejada de la imagen soleada de las postales de Cancún- la contraportada. Esos organismos, añadió, pueden "conversar y acordar con Venezuela una hoja de ruta que lleve al diálogo, a la concertación y a la paz en ese país".

La tarde del lunes, la canciller señaló que cualquiera que fuese la resolución de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la situación en el país sudamericano, no será reconocido ni avalado.

Latest News