Presidente de Ecuador llama a la unidad a militancia oficialista

MORENO RESPONDE A CORREA LEALTAD NO ES SOLAPAR A LOS DESHONESTOS

Situación económica es crítica, afirma Lenín Moreno

Quito, 2 ago (Sputnik).

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, cuestionó ayer los acercamientos del mandatario Lenín Moreno con líderes de la oposición, a los que acusó de corruptos, mientras a su vez él mismo está acusado de haber recibido sobornos de la constructora Odebrecht.

"Esta corrupción institucionalizada no la puede aceptar AP".

Este pronunciamiento se produce la cerrar una jornada que empezó con un ofrecimiento de que tomará decisiones frente a casos de corrupción luego que se publicarán audios filtrados, en los que se registra una conversación entre el delator del caso Odebrecht y el excontralor Carlos Pólit.

Glas es señalado de corrupción por opositores.

El objetivo inmediato de la administración de Moreno es "destituir por cualquier medio al vicepresidente Jorge Glas, al mayor estorbo en sus ambiciones", dijo este miércoles Correa a través de su cuenta en la red social Twitter.

Asesinan al Coordinador de los Penales en Tamaulipas
En este ataque, un escolta, una mujer y un hombre que acompañaban al directivo resultaron lesionados, precisó el escueto parte. También la secretaria de Téllez, identificada como Nancy Rodríguez Pérez.

Con ello, el vicepresidente se ha alineado con Correa, quien por su parte ha mantenido un fuerte pulso verbal con Moreno por, entre otras cosas, la supuesta entrega de puestos claves del Ejecutivo a personajes cercanos al expresidente populista Abdalá Bucaram (agosto 1996-febrero 1997).

Al parecer, integrantes de Fuerza Ecuador ocupan cargos en una empresa eléctrica del Estado.

Glas aseguró que "se está orquestando el retorno del viejo país a través del reparto, del tongo".

"En mayo de este año la deuda pública histórica del país, que incluye los gobiernos locales, alcanzó un monto agregado de los $41,893 millones", dijo Moreno en un discurso a la nación transmitido por televisión.

Desde que asumió sus funciones, Moreno, quien también preside Alianza PAIS, planteó dos desafíos a su militancia: diseñar estrategias y herramientas para moldearse a los nuevos tiempos, fortalecer al movimiento y ampliar su base con amplia participación de sectores que suscriban los principios políticos de la izquierda progresista.

Latest News